Manifiesto 23 de Mayo de 1808

Manifiesto 23 de Mayo de 1808

VALENCIA

EN LA IMPRENTA DE DON BENITO MONFORT,

1809

MANIFIESTO

El Real Cuerpo de la Maestranza de esta Ciudad, que se compone de una porcion escogida de la Nobleza de la Nacion, y especialmente de este Reyno, no podia dexar de tornar parte en los grandes sucesos que han ocurrido en nuestra Patria desde principios del año próximo pasado, sin incurrir en una criminal indiferencia, y V. reclamaria justamente, corno su individuo, una noticia de los servicios hechos por el Cuerpo en las actuales circunstancias: á este fin en Junta celebrada en 30. de Noviembre del próximo pasado año se acordó: Que se formase un manifiesto, para que repartiéndose entre sus individuos lograsen la satisfaccion que por su patriotismo había de reportarles su lectura; el qual, con los documentos que lo acreditan, es el siguiente.

En el momento que el Leal Pueblo Valenciano levantó la voz en defensa de su libertad y de sus mas sagrados derechos, atropellados por el tirano de la Europa con la mas atroz perfidia, en el memorable dia 23. de Mayo del año próximo pasado, el Real Cuerpo de la Maestranza con el Teniente de S.A. pasó al Real Palacio para ofrecer al Excmo. Señor Capitan General todos sus auxilios, sus personas y bienes en defensa de la justa causa: admitió S.E. la oferta y por entonces le ocupó en patrullar á caballo, y repartió algunos de sus individuos por cabezas de las rondas del paisanage honrado que celasen de la tranquilidad, que nada tuvo que hacer en esta parte, pues como el objeto era justo y noble, sus conseqüencias, siguiéron el misma órden.

Determinado el dia 27. de dicho mes para proclamar, con las formalidades de estilo, por nuestro Rey y Señor al adorado y deseado FERNANDO SÉPTIMO, tuvo el Cuerpo la satisfaccion de acompañar á caballo el Real Pendon en tan Augusta, y mas que nunca tierna ceremonia, haciendo cuerpo con el Ilustre Ayuntamiento, llevando quatro Maestrantes por batidores, y el Teniente de S.A. al lado de dicho Real Pendon.

No quería el Cuerpo de Maestranza tener solo una parte pasiva en la santa revolucion patriótica; ardian los corazones de cada uno de sus individuos en deseos de tomar justa venganza de los ultrages que el engañoso aliado habla hecho al mejor de los Reyes, y á la inocente Patria: acababa de presenciar en Madrid el desgraciado dia 2. de Mayo, en donde se encontró, llamado por la obediencia á su engañado Rey FERNANDO, que quería obsequiar al mas pérfido amigo, y de donde salió con mucha dificultad. Por todos estos motivos, luego que diéron algun claro las occiliaciones del Pueblo deliberó, en Junta general el dia 30. de dicho mes de Mayo levantar un Esquádron de Caballería donde pudiesen servir de Soldados los Caballeros Maestrantes que se ofreciéron, debiendo ser mandados por Oficiales veteranos, como costa del oficio número I. que pasó el Cuerpo á la Suprema Junta del Reyno; y del alto aprecio que mereció el ofrecimiento, consta en el oficio de contestacion, número 2.

Desde luego se procedió al nombramiento de Oficiales y Comandante como, con tal distincion, se le permitió al Cuerpo, y saliéron 17. Caballeros Maestrantes en el Esquadron, los 13. en clase de Soldados; y así han hecho la primera campaña, causando admiracion á todo el Exército tan no visto patriotismo, y mereciendo los mayores elogios de todos los Generales y Gefes. Las certificaciones de estos números 3. y 4. acreditan sus servicios, sin otros que no se enarran.

Saliéron no mas 17 Maestrantes de los establecidos en esta Ciudad pues los restantes, aunque con iguales patrióticos deseos, no se los permitia ó la edad, ó los achaques ó empleos de precisa residencia, ú otros robustos motivos, y la perentoriedad y falta de comunicacion con las Provincias, impedia una convocatoria.

Con la prisa que exigian las circunstancias se organizó el Esquadron, no arredrando al Cuerpo la falta de fondos (qué los habia gastado en el viage á la Corte) suplió el patrio celo de sus individuos, y en pocos dias se halló montado y equipado, y desde luego tuvo que salir á encontrar al enemigo; que se acercaba á esta Ciudad y en el ataque de San Onofre el dia 27. de Junio, perdió su valiente Capitan D. Pasqual de Roda., y hubo algunos contusos. En la gloriosa defensa de este punto se agregaron quatro Maestrantes mas, que á pesar de estar eximidos por sólidos motivos, no quisieron estarlo entonces de los mismos riezgos de sus compañeros, y sirviéron de Edecanes al jóven y digno Gefe que mandó la accion. Los individuos de mas edad y el Teniente de S.A. acompañáron montados, al Capitan General del Reyno guando pasó á revistar aquel punto. El dia de la invicta defensa de esta Capital, siguiente al de la accion de San Onofre, un individuo del Cuerpo llevó al Mariscal Moncey la generosa y valiente respuesta de esta Ciudad, de que estaba resuelta á preferir la muerte á todo acomodamiento; y los demás Maestrantes estubieron repartidos en los varios puntos de defensa de esta Ciudad; pues uno que por naturalezá está imposibilitado del uso dé las armas, se ocupó en el Santo Hospital recibiendo los desgraciados victimas del furor del enemigo.

Perdió el Escuadron en la desgraciada accion de Tudela 17 soldados, y quedó prisionero uno de los mas dignos individuos del Real Cuerpo, y deresultas otro en Zaragoza.

Satisfecha la Suprema Junta Central de los servicios del Esquadron, lo ha hecho Regimiento, conservándole el nombre, y dignándose S.M. honrar á sus individuos con las unas lisongeras expresiones, como se lee en el Documento número 5.

Tiene el Cuerpo el honor de contar 37 individuos (siendo tan corto el número de que se compone) que con las armas en la mano están defendiendo su Patria en varios Cuerpos de los Exércitos: este número lo sabe el Cuerpo por casualidad, y del mismo modo sabe que acaso alguno ha llenado ya su deber; quedando en el campo del honor; y que otros se hallan prisioneros.

Ansioso siempre el Cuerpo de acumular servicios, al instante que un celoso individuo suyo le propone la formacion de unas Compañías de Caballería Urbana para el servicio de esta Plaza, envista de la instruccion de la Suprema Junta Central delibera: que pasen comisionados al Excmo. Señor Capitan General Conde de la Conquista, por si merecia su aprobacion; bien que si el retardo en la contestacion ha impedido la ereccion de un Cuerpo el mas brillante de Caballería, sabedor el segundo Comandante General y Capitan General interino del Reyno, pidió el proyecto, y mereciendo su aprobacion, y la del Excelentísirno Señor Vocal Central, se está aciendo lo posible para realizarlo, como lo acredita el documento número 6.

Pronto el Cuerpo y cada uno de sus individuos á contribuir á las ideas patrióticas del Gobierno, y á perpetuar la memoria de la lealtad valenciana, ha ofrecido y entregado doce mil reales en la subscripcion que se ha abierto para la construccion de la Estatua de Mármol. del Señor D. FERNANDO SEPTIMO. La expresiva carta de gracias del Excmo. Señor Capitan General interino va notada al número 7.

Del mismo modo habiendo insinuado el Mayor General de Caballeria de este Exército si el Cuerpo costearia los “Estandartes” para el nuevo Regimiento de Cazadores, que le da el nombre, ha adherido desde luego muy gustoso, por la satisfacción que le resulta de haberse dignado S.M. elevar á Regimiento su Esquadron de Campaña, y por el honor de que se pongan las Armas del Cuerpo en los Estandartes; y la ha tenido tambien en la carta de gracias que á nombre de S.M. le da el Excmo. Señor Baron de Sabasona, vocal de la Suprema Junta Central que lleva el número 8.

Los Diarios de esta Ciudad en los meses de Junio y Julio del año próximo pasado dan idea de los sentimientos de Patriotismo de los individuos del Cuerpo, pues en ellos se leen muchos ofrecimientos ya en numerario, ya en alhajas de plata, y solo un individuo aprontó medio Millon en aquellos primeros dias de los movimientos de la libertad nacional; quando necesitaba el Público de este pronto socorro para el armamento general que se disponia.

Los criados y tiros de mulas y caballos de todos los individuos del Cuerpo residentes en esta Ciudad, fuéron destinados inmediatamente al servicio de la artillería, construccion de baterías y demás que necesitaba el estado de defensa de la misma, y despues algunos regaláron sus tiros de mulas para el servicio de campana.

Además de los donativos particulares ya dichos, y de las subscripciones para las granadas de mano, vestuarios, socorro de hospitales y otras necesidades del estado, puede calcularse, que los individuos residentes en esta Ciudad, han contribuido en mas de la quarta parte de los dos millones que se han repartido. á la Nobleza de la misma en el préstamo forzoso que se Impuso.

No es solamente en las grandes ocurrencias actuales (en que es indigno del nombre español el que no tome parte en ellas) quando ha hecho el Cuerpo servicios á la Patria, en todos tiempos y ocasiones ha sido el primero que se ha esmerado en ellos, ya en las generales urgencias de la Nacion ya en las particulares de esta Ciudad, ya en los obsequios á sus Soberanos: así, pues, en la pasada guerra con la Franciá mantuvo durante ella, 200 Granaderos vestidos y equipados a sus costas, con el sobreprest de dos reales vellon diarios cuyo servicio importó al Cuerpo 40 mil pesos, habiéndose antes ofrecido salir á campaña, segun es dever por el documento número 9 en que S.M. se dignó dar las gracias al Cuerpo por el ofrecimiento de sus individuos, y aceptó los 100 Granáderos que primeramente puso, y posteriormente los otros ciento. En la escasez de granos que en años pasados iba á sufrir esta Ciudad, y que para precaverla y hacer acopios buscó su Ilustre Ayuntamiento que necesitaba, prestó el Cuerpo quantos tenia. En los obsequios á los Soberanos en su venida á esta Ciudad, en el tránsito de los de Etruria, además que es público, está V. enterado por la noticia que de ello le dió el Cuerpo, por lo que es ocioso reproducir. Finalmente como este siempre está pronto á unir sus votos á los de la Patria en todas ócasiones y serle útil, cuando tuvo esta Ciudad la satisfaccion de ver Beatificados dos hijos suyos, quiso tambien mostrarla el Cuerpo baxo dichos respetos, y para ello regaló alhajas á los Conventos de los, nuevos Beatificados, y dotó doce doncellas de esta Ciudad.

Esto es en bosquejo lo que tiene hecho, el Cuerpo en las actuales circunstancias, y con este motivo ha parecido oportuno el hacer una reseña de algunos servicios anteriores para que sirva á V. de satisfaccion la lectura de la recopilacion de ellos, por considerarle tan interesado en las del Cuerpo, y tan penetrado de los sentimientos patrióticos como lo está él mismo.

Dios guarde á V. muchos años., Valencia 6. de Junio de 1809.

El Baron de Santa Bárbara, Secretario interino.(Trascritas según texto original).

Paño mortuorio de la Real Maestranza de Valencia
Paño mortuorio de la Real Maestranza de Valencia

NUMERO 1.

“Excmo. Señor. = El Cuerpo de Maestranza ha resuelto levantar inmediatamente dos Compañías de Caballería sirviendo en ellas los Caballeros Maestrantes que se han ofrecido en qualquiera destino que se les mande por la Junta Militar: en el concepto, que desean ser mandados., por Capitanes de Caballería veteranos, para el mejor servicio y desempeño: espera el Cuerpo la aprobacion de V.E. pues anhela realizar este servicio, estando prontos á sacrificar todos sus intereses, según lo exigen las actuales circunstancias por el servicio de la Religión, del Rey y de la Patria.= Dios guarde á V.E. &c. Valencia 30. de Mayo de 1808.=El Marques de Benemegís. = Excmo. Sr. Capiran General y Presidente de la Junta Suprema.”

NUMERO 2.

“Esta Junta Militar de Guerra no solo celebra y aprueba el fino pensamiento del Cuerpo de Maestranza de esta Ciudad en levantar dos Compañías de Caballería, sino que insta á V.S. proceda con la mayor actividad á que se realice, tan noble objeto, esperando proponga V. S. los. Capitanes veteranos que deben mandarlas para su aprobacion, y expedir las órdenes concernientes al efecto.= Dios guarde á V.S. muchos años. Real. de VaIencia 31. de Mayo de 1808.= Por indisposicion del Presidente y Decano José Justo de Salcedo.= Señor Marques de Benemegis.”

NUMERO 3.

“El Esquadron que levantó á sus expensas la Real Maestranza de esta Ciudad salió el 23. de Junio de 1808, sostuvo con valor la accion de San Onofre atacado por el Exército del General Moncey, que despues se estrelló contra los muros de Valencia; siguió picándole la retaguardia en su precipitada fuga del Reyno, hasta que fugado Murat y sus divisiones enemigas de Madrid, entró el Exército de Valencia el primero en la Corte, y con él este Esquadron: asistió á la solemne proclamacion de nuestró amado Soberano el Señor FERNANDO SEPTIMO, y después siguió hasta Navarra. Estubo en el abance de Caparroso y sufrió la principal fuerza del enemigo en la Batalla de Tudela, auxiliando la retirada de la infatería: regresó con la quinta division á Valencia á reforzarse de sus pérdidas y realizar la formacion de un Regimiento con el nomhre de Cazadores de la Real Maestranza de Valencia, completo en el dia.

Como testigo ocular de todas sus operaciones puedo certificar con suma complacencia mia, que ha acreditado este Esquadron (en el que han servido varios Maestrantes los mas de meros Soldados) la mayor exactitud y firmeza en el servicio, y la mas generosa bizarría, propia de su distincion y del esclarecido pundonor que les anima, perdiendo uno de sus Capitanes muerto, y dos Maestrantes prisioneros, sin que Cuerpo alguno, del Exército le haya excedido en el cumplimiento de sus obligaciones militares, y desempeño valeroso de la profesion.= Valencia 31. de Mayo de 1809.= José Caro”

NUMERO 4.

NOTA. La certificacion correspondiente á este número, y que se cita en el Manifiesto, no ha sido posible recogerla del Gefe que podria darla, por hallarse prisionero.

NUMERO 5.

“No considera S.M. necesario ni conveniente que se varien los nombres de los Regimientos de Caballería Cazadores de Olivencia, Real Maestranza de esa Ciudad, y Dragones de Numancia; y por lo mismo ha mandado que conserven los que tienen, como tambien que se atienda en las propuestas, particularmente del de Cazadores de la Real Maestranza, á los Caballeros Maestrantes que impulsados de su patriotismo y noble entusiasmo se alistálon desde el principio en el propio Cuerpo y deseen continuar, consultándolos para aquellos empleos á que sean acreedores y á propósito por sus servicios; inteligencia y disposicion, sin causar perjuicio a los beneméritos, ni dar lugar á resentimientos ó descontento en quanto sea posible.= Sacada de la Real Orden de 12. de Abril de 1809. Valcarcel.”

NUMERO 6.

“Paso á V.S. para su satisfaccion copia de mi oficio al Excmo. Señor Baron de Sabasona sobre la propuesta de V.S. de que se formase un Cuerpo de Caballería para servir en las ocurrencias de la defensa de esta Capital, y de la respuesta de dicho Excmo. Señor Vocal; todo lo quales como sigue.= Excmo. Señor.= D. Joaquin de Casasús me ha presentado una copia del proyecto de formar un Cuerpo de Caballería de la Real Maestranza para servir en las ocurrencias de Guerra de esta Capital, y en su contestacion le digo lo siguiente.= He visto con el mayor gusto la propuesta que V.S. ha hecho en Junta general de la Real Maestranza, y que despues presentáron el Cónde de Rótova y el Baron de Benifayó al Conde de la Conquista; y en su conseqüencia, agradeciendo a V.S. su trabajo en favor de la causa pública me ha parecido que ninguno podrá, poner en planta la execucion del proyecto mejor que V.S. que lo ha formado. = En esta atencion pasará V.S. á formarlo, y para ello nombro á V.S. Inspector general de este ramo, pues en ello juzgo que se llenarán las intenciones de S.M. y el voto de toda la Nacion.= Dios guarde á V.S. muchos años. Valencia 8. de Abril de 1809.= José Caro.= Señor D. Josef Casasasús.= Y para que en tan bello establecimiento esté autorizado coro merece la decision de tan digno sugeto, he de merecer de V.E. se sirva aprobarlo para que no le falte requisito.= Dios guarde á V.E. muchos años. Valencia 8. de Abril de 1809.= Excmo. Sr. José Caro.= Excmo. Señor Baron de Sabasona.= Me he enterado con mucha satisfaccion del proyecto hecho por el dignísimo individuo de esta Real Maestranza D. Joaquin Josef de Casasús, á fin de formar un Cuerpo de Caballería para servir en las ocurrencias de la defensa de esta Capital que me indica V.E. en su papel de ayer; y reconociendo el celo y espíritu patriótico que anima dicha propuesta, la apruebo, á nombre del Rey, por parecerme de la mayor utilidad, y que es conforme al Reglamento de Voluntarios Honrados de Caballería, mandado por la Suprema Junta Central Gubernativa del Rey, y que debe arreglarse en los Pueblos que ofrezcan proporcion para ello.= Dios guarde á V.E. muchos años. Valencia 9. de Abril de 1809.= El Baron de Sabasona.= Excmo. Señor Capitan General.= Dios guarde á V. S. muchos años. Valencia 9. de Abril de 1809.= José Caro.= Señor D. Josef Joaquin de Casasús”

NUMERO 7.

“Por el oficio de V.S. de 24. de este mes quedo enterado de la generosidad del Real Cuerpo de Maestranza, que V.S. manda como Teniente de S.A.R., no podia esperar menos del acendrado patriotismo de V.S. y de los demás Caballeros que componen ese Real Cuerpo; se hara notorio al público, y me comprometo que servirá el mayor estímulo para que todas las clases de la poblacion de este Reyno contribuyan á dexar á la posteridad la memoria de la defensa de sus propiedades, y del restablecedor de su constitucion y los que vengan despues de nosotros tendrán á la vista la representacion constante del móbil de la defensa de nuestro Rey, Religion y Patria.”

“Quisiera tener la felicidad de que estubiera en su trono nuestro Señor Don FERNANDO SEPTIMO, á fin de que haciéndole yo hacer saber la decision por su causa de este ilustre y nobilisimo Cuerpo, pudiera dar á VV.SS. las gracias que llenáran el completo de la satisfaccion de VV.SS.= Dios guarde á V.S. muchos años. Valencia 26. de Abril de . 1809. José Caro.= Señor Marques de Benemegís, Teniente de S.A.R.”

NUMERO 8.

“Me he enterado del oficio que el Brigadier D. Miguel Valcarcel pasó á V.S. para exhortarle á la construccion de los Estandartes del Regimiento de la Real Maestranza, y de la contestacion de V.S. á él: y en su vista no puedo menos que dar á V.S. en el Real nombre las debidas gracias por su generosidad y rasgo patriótico, quedando en hacerlo presente á la Suprema Junta Gubernativa del Reyno, para que tenga noticia de los generosos sentimientos de ese Real Cuerpo, á quien ruego á V.S. haga presente el contenido de este oficio, al mismo tiempo que V.S. me proporcionará todos los medios á que alcance su posibilidad y acreditado celo para que ese Cuerpo, que lleva el nombre del Instituto del que V.S. es tan digno Teniente de S.A., se adelante en su organizacion y apresto, y pueda salir muy en breve á vengar los insultos que los enemigos hacen en nuestro territorio.

Con esta misma fecha prevengo al -Brigadier y Sub-inspector de la Caballería D. Miguel Valcarcel entregue á V.S. el Estandarte que usaba el citado Real Cuerpo.= Dios guarde á V.S. muchos años. Valencia 19. de Mayo de 1809.= El Baron de Sabasona, Comisario de la Suprema Junta Gubernativa.= Señor Marques de Benemegís, Teniente de S.A. en la Real Maestranza de este Reyno.”

NUMERO 9.

“Habiéndose enterado el Rey de la representacion de esa Maestranza de 10. del corriente, en que además de los cien Granaderos que ha presentado reclutados y vestidos á su costa, se ofrece á servir personalrmente con todas sus facultades en el destino que sea del Real agrado, me ha mandado S.M. manifestarle su Real gratitud, como lo executo por el conducto de V.S. asegurándola tendrá presente esta nueva prueba de su constante lealtad.= Dios guarde á V.S. muchos años. Aranjuez 23. de Mayo de 1793.= El Duque de la Alcudia.= Señor Teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza de Valencia.”

Cuyos preinsertos documentos están fielmente copiados de los originales que existen en el Archivo del Real Cuerpo que ahora está á mi cargo, y de que certifico.

Valencia 6 de Junio de 1809.

El Baron de Santa Bárhara, Secretario interino. Transcritas según Texto original)

A la reducción del ejército en 1815, por más que la Maestranza lo resistiese, su Regimiento fue reformado pasando tropa y caballos al Regimiento de Almansa.

“Martires de la lealtad,

Que del honor al arrullo

Fuisteis de la Patria orgullo

Y honra de la humanidad

En la tumba descansad,

Que el valiente pueblo Ibero

Jura con rostro altanero

Que, hasta que España sucumba,

No pisará vuestra tumba

El pie del extranjero”.

 Bernardo López Garcia (1840-1877)

Memoriale situado en la Casa-Palacio de los Caballeros Maestrantes que dieron su vida por la Patria en la Guerra de la Independencia (1808-1813), formando parte del Escuadrón creado por esta Real Maestranza.

Memoriale de los Caballeros Maestrantes caidos en la Guerra de la Independencia (1808-1813)

Placa-Real-Maestranza

“Laudemus viros gloriosos et parentes nostros in generatione sua”

  • Sr. D. Miguel de Castellví y Ferrer.
  • Sr. D. Nicolás de Castellví y Fernández de Córdoba.
  • Sr. D. Antonio de Castellví y Durán.
  • Sr. D. José Baciero y Fernández de Córdoba.
  • Sr. D. José Cardona y Castellví.
  • Sr. D. Salvador Cardona y Castellví.
  • Sr. D. Antonio Almunia y Rodríguez de Navarra, M. del Ráfol.
  • Sr. D. Vicente Albornoz y Lloréns.
  • Sr. D. Francisco Casasús y Cebrián.
  • Sr. D. José Rodrigo y Ros de Ursinos.
  • Sr. D. Francisco Montserrat y Xatmar.
  • Sr. D. Pedro Cebrián y Soto.
  • Sr. D. José Mayáns y Fernández de Mesa, Conde de Trigona.
  • Sr. D. Joaquín Almunia y Baciero, Marqués de Almunia
  • Sr. D. Antonio Vergadá y Almunia.
  • Sr. D. José Vergadá y Barta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Site Protection is enabled by using WP Site Protector from Exattosoft.com